sábado, 2 de febrero de 2019

Polución Y Enfermedad Cardiovascular En La Mujer


En un artículo publicado en The New England Journal of Medicine del 1 de Febrero de 2007, miembros de los Departamentos de Epidemiología, Estadística y Salud Ambiental de la Universidad de Washington, en Seattle, se proponen examinar la asociación entre la exposición a largo plazo a una polución de partículas finas de un diámetro aerodinámico menor de 2,5 micromilímetros (PM2,5) y la incidencia de enfermedad cardiovascular.

Los autores estudian a 65.893 mujeres, ya en plena menopausia, sin enfermedad cardiovascular previa, en 36 áreas metropolitanas de los Estados Unidos, desde 1994 a 1998, con un seguimiento medio de 6 años. Se evaluó la exposición de las mujeres a la polución aérea, utilizando los monitores locales cercanos a las residencias de las mujeres. La asociación estadística entre polución y enfermedad cardiovascular fue estimada por el primer accidente cardiovascular, tras los ajustes necesarios respecto a edad, raza, ingreso familiar, índice de la masa corporal, presencia o ausencia de diabetes, hipertensión o hipercolesterolemia.

Los resultados fueron los siguientes: Un total de 1.816 mujeres tuvieron uno o más accidentes cardiovasculares fatales o no fatales, confirmados por la revisión de la historia clínica, incluyendo la muerte por enfermedad coronaria o cerebro-vascular, colocación de by-pass coronarios, infarto de miocardio e ictus. En el año 2000, los niveles de exposición a las partículas de la polución variaron de 3,4 a 28,3 micromilímetros por metro cúbico (una media de 13,5 micromilímetros).

Cada aumento de 10 micromilímetros por metro cúbico se asociaba con un incremento del 24% en el riesgo de sufrir las mujeres en seguimiento un accidente cardiovascular y un incremento del 76% en el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular. El riesgo de sufrir un accidente cerebro-vascular se asociaba también con un incremento de los niveles de partículas de polución.

La conclusión de los autores es que la exposición a largo plazo a las partículas finas de un medio ambiente polucionado se asocia con la incidencia de enfermedad cardiovascular y muerte entre mujeres menopáusicas. Las diferencias de exposición a la polución en las diferentes ciudades se asocian también con el riesgo de enfermedad cardiovascular.