miércoles, 23 de enero de 2019

Chocolate Y Perfil Metabólico


En un artículo publicado online en la revista Journal of Proteome Research, Sunil Kochbar y colaboradores, del Nestlé Research Center (Suiza) y el Imperial College de Londres, con el fundamento de que las preferencias específicas en la dieta están relacionadas con los metabolitos, o sustancias residuales del metabolismo, detectadas en los fluidos orgánicos, como el plasma sanguíneo y la orina, llegan a la conclusión de que las personas con marcada preferencia por el chocolate comparten un perfil metabólico característico en el plasma y en la orina (fenotipo metabólico).

La metabolómica estudia las modificaciones del conjunto de metabolitos presentes en las células, tejidos y líquidos orgánicos, como plasma sanguíneo y orina (conjunto conocido como metaboloma) bajo el efecto de factores genéticos y/o fisiológicos o ambientales (toxinas, fármacos, micronutrientes, etc.). Los avances tecnológicos (espectroscopia) han permitido el desarrollo de métodos precisos para el estudio de las moléculas de bajo peso molecular en estructuras biológicas.

A la metabolómica que se aplica al estudio para correlacionar las preferencias dietéticas de las personas, como, por ejemplo el gusto por el chocolate, con su perfil o fenotipo metabólico se ha propuesto denominar nutrimetabolómica.

Estudios sobre el chocolate


En un ensayo previo sobre las referencias del chocolate en 75 varones, Kochbar y su grupo seleccionaron a 22, la mitad de los cuales fueron calificados como "con deseo de tomar chocolate" y el resto como "indiferente al chocolate (las mujeres fueron excluidas del ensayo para evitar posible confusión generada por sus fluctuaciones hormonales). A los seleccionados les fue administrada una dieta definida durante 5 días.

En los días 2 y 4, cada participante recibió 50 gramos de chocolate o, alternativamente 50 gramos de pan. En el día 4 los individuos que recibieron chocolate el día 2 recibieron pan y viceversa. Fueron extraídas muestras de sangre en cinco ocasiones después de la toma de chocolate o pan.

Se recogieron diariamente muestras de orina. Los resultados fueron los siguientes:

  • Los perfiles metabólicos de los individuos que deseaban tomar chocolate podían ser distinguidos de aquellos que eran indiferentes al chocolate.
  • Los individuos indiferentes al chocolate tienden a presentar niveles más elevados de lipoproteínas, especialmente del colesterol LDL o "malo".
  • Por el contrario, los individuos que desean tomar chocolate presentaron niveles más bajos de lipoproteínas, entre ellas del colesterol LDL o "malo", mientras que el nivel de albúmina (una proteína entre cuyas funciones se encuentra transportar en la corriente sanguínea los ácidos grasos libres) está ligeramente elevado.
  • En la orina se encontraron también diferencias entre los que desean el chocolate y los que son indiferentes, como, por ejemplo, niveles más elevados de la fenilacetilglutamina (PAG) y del citrato en los que desean comer chocolate, lo que sugiere que estos individuos pueden regular el ciclo metabólico del ácido cítrico de manera diferente.


En conclusión, estos datos sugieren la existencia de un perfil metabólico (fenotipo metabólico) en relación con la preferencia dietética que caracteriza al deseo o a la indiferencia frente al chocolate.

Este perfil metabólico es independiente del alimento ingerido, ya que comer chocolate o un placebo no tiene efecto directo sobre el resultado. En el plasma el perfil metabólico de los individuos que prefieren el chocolate se caracteriza por diferencias en el perfil de las lipoproteínas (nivel más bajo de colesterol LDL o "malo").